Text Resizer Text Resizer
Fecha de Actualización:

Estrategias de los hoteles de lujo para atraer más clientes

Artículos destacadosPrintText Resizer Text Resizer

Hasta los hoteles de lujo ofrecen rebajas para atraer clientes. Los hoteles más exclusivos de Buenos Aires idean estrategias para captar más huéspedes. Además de menores precios, también ofrecen servicios de masajes, cenas o late check out de regalo. El nivel de reservas cayó al 55% para el verano, contra casi el 90% de la temporada pasada 
Un año atrás, caminar por las calles porteñas era como transitar en un país extranjero: portugués, inglés y alemán eran algunos de los idiomas que se escuchaban. Buenos Aires estaba repleta de turistas del exterior y los hoteles cinco estrellas estaban a pleno, con 100% de reservas para diciembre y más del 85%, según el hotel, para enero, febrero y marzo.

Pero el escenario es otro por estos días. El sector turístico es uno de los tantos afectados por la crisis financiera mundial, y ni los hoteles cinco estrellas porteños son ajenos al impacto. Casi al inicio de diciembre, uno de los meses altos en ocupación por las Fiestas, las reservas van del 70% al 75% en hoteles como Sofitel Buenos Aires, Alvear Palace Hotel, Sheraton y Park Tower.

Para alentar más reservas, la mayoría ofrece promociones, que van desde descuentos de 15% a 20% por fines de semana hasta cenas, masajes o late check out como obsequios.

Pese a todo, aún es incierto qué sucederá entre enero y marzo. “Por ahora, para enero y febrero estamos en un 55%, pero estimamos llegar al 65% o 70% de ocupación. Para marzo aún es temprano”, cuenta María José Gutiérrez, gerente de Relaciones Públicas de Sheraton Buenos Aires y Park Tower, que cobran desde u$s 225 y u$s 345 la noche, respectivamente.

“Tenemos un 20% menos de reservas que en temporadas previas. La baja se nota sobre todo en el mercado corporativo, ya que por la crisis las empresas comenzaron a reducir costos en los viajes de sus ejecutivos, acortando la estadía, cambiando el hotel por uno de menor categoría o evitando los viajes a través de videoconferencias”, explica Jorge Tito, director de Sofitel Buenos Aires, con habitaciones desde u$s 300 sin impuestos.

Menos reservas

Todos coinciden en que hubo una caída en las reservas y, sobre todo, que los clientes esperan hasta último momento para confirmar. El promedio esperado para enero y febrero es de 70%, pero las reservas aún están en el 50% o 55%, lejos del 85% y 90% de la temporada previa. “La caída se hizo visible en el volumen de reservas previamente confirmadas, pero para las Fiestas, desde el 23 de diciembre, el hotel está completo”, aclara Cecilia Nigro, directora de Relaciones Públicas del Alvear Palace Hotel, donde la noche cotiza desde u$s 529 más IVA.

Las reservas de grupos son las que más se hacen desear. “La confirmación de eventos se da a último momento. Antes se planificaba con cuatro a seis meses de anticipación, ahora sólo un mes antes”, precisa Tito. Los hoteles coinciden en que el turismo individual –huéspedes que viajan por placer– es el segmento menos perjudicado. En general, el turista cinco estrellas no cancela sus vacaciones –explican–, aunque en algunos casos reprograman el viaje porque, en este momento crítico, no pueden ausentarse de su trabajo.

Pese a todo, las suites presidenciales –más amplias, lujosas y caras– están reservadas, por ciertos lapsos, durante el verano. Y la mayoría de los huéspedes continúa siendo de Europa y Estados Unidos, tanto en el Sofitel y el Palacio Duhau Park Hyatt como Alvear, Sheraton y Park Tower.

Aunque este año se esperan más recaladas de cruceros –122 contra el récord de 99 de la temporada pasada, según el Gobierno porteño–, se prevé una menor afluencia de pasajeros: vendrán más barcos, pero menos llenos, algo que también influirá en hoteles de lujo, ya que los cruceristas suelen alojarse en ellos antes o después del viaje.

Fuente: http://www.cronista.com

Be Sociable, Share!

Comments are closed.

Back to Top